Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Engaño para el ojo

El enchapado, en la carpintería, consiste en recubrir una madera de lujo sobre una madera ordinaria… Los muebles fabricados a partir de planchas recubiertas de esta forma dan la impresión de estar totalmente hechos de una madera fina. ¡Pero nunca intentes limarlos o cepillarlos, pues rápidamente aparecerá la madera ordinaria!

Nuestro cristianismo es ¿un ‘enchapado de aparente lujo’? Exteriormente nuestra conducta es honorable, frecuentamos la iglesia, contribuimos con servicio en la iglesia y a las demás personas… pero todo esto puede ser superficial.

A veces las pruebas de la vida cumplen la función de la lima o del cepillo. Si aparece una dificultad en la que la fe, el amor, la piedad, la paciencia deberían mostrarse, y nuestro cristianismo no es real, ¡la fina capa religiosa desaparece! Las bases de la vida divina, las relaciones conscientes con Dios mediante el Espíritu Santo, fuente de esta vida, ya no están o perdieron una parte de su realidad por un tiempo, y aparece el fondo natural.

La religión forma parte de la vida social: para muchos constituye una capa de honorabilidad. Pero, ¿qué piensa Dios de ese barniz de piedad? ¿Puede conformarse con él? ¡En realidad no! Él quiere “la verdad en lo íntimo” (Salmo 51:6). ¡Así es cómo experimentamos la serenidad y la confianza en Dios!