Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Fe equivocada

¿En qué consiste la fe? ¿Es una especie de negación de la inteligencia que reconoce sus límites y admite la existencia de un Ser superior? El hecho de pensar esto conduce a restringir la fe a la simple creencia en un Dios supremo y creador, pero indiferente a su creación.

Confrontando la fe de sus discípulos, cuando calmó la tempestad, Jesús no los acusó de haber dudado de su poder, ¡y eso que ya habían sido testigos de muchos milagros! Les reprochó que hubieran dudado de que deseaba el bien para ellos. A menudo la incredulidad consiste en pensar que Dios no nos ama lo suficiente para intervenir a nuestro favor.

Otros consideran la fe como una gracia o una disposición que sería inútil tratar de buscar y que no concierne a todos. Pero, ¿realmente es así?

La fe es aceptar el ser amado por Dios; es recibir el amor que mostró hacia el hombre cuando “envió a su Hijo unigénito al mundo” (1 Juan 4:9). Es aceptar al Salvador que dio y apropiarse de las consecuencias de la obra que cumplió en la cruz a favor de los que creen.

La fe es escuchar y creer lo que Dios nos reveló en la Biblia. Fe es aceptar que nuestro creador nos ama y desea lo mejor para nosotros.